9.2 C
Elche
miércoles, febrero 1, 2023

Buy now

spot_img

mujeres indígenas brasileñas se enfrentan a la violencia de género europahoy.news

- Publicidad -spot_img


En Parque das Tribos, un barrio indígena en Manaos, la capital del estado brasileño de Amazonas, la violencia contra las mujeres no es infrecuente.

“Como líder, he experimentado muchas cosas”, dice Lutana Ribeiro, miembro de la etnia Kokama y la única jefa del Parque das Tribos, que alberga a unas 4.500 personas. “Las mujeres llaman a mi puerta pidiendo ayuda”.

Escasamente poblado y relativamente aislado en términos de acceso aéreo, terrestre y marítimo, el estado de Amazonas enfrenta desafíos particulares en el acceso a los servicios públicos, incluido el apoyo a la salud sexual y reproductiva y la respuesta a la violencia de género.

UNFPA Brasil/Isabela Martel

Mujeres indígenas brasileñas debaten sobre violencia de género en un taller del UNFPA.

Enorme aumento de feminicidios

En 2021, al menos una persona llamó al número de emergencia de la policía nacional en Brasil cada minuto para denunciar violencia doméstica. Entre 2016 y 2021, se informó que la tasa de feminicidio, definido como el asesinato intencional de una mujer, motivado al menos en parte por su género, aumentó en más del 44 por ciento, con una mujer muriendo como resultado del feminicidio cada siete. horas.

En el estado de Amazonas, de todas las mujeres asesinadas intencionalmente por otra persona, más de una de cada cinco fueron casos de feminicidio.

La Sra. Ribeiro, quien es bien conocida en su comunidad como una firme defensora de los derechos humanos, facilitó recientemente una serie de talleres para sobrevivientes de violencia de género, a los que asistieron 50 mujeres de la zona. “El primer día, pocos hablaron. Hoy, la mayoría de ellos han hablado”.

Los talleres, dirigidos por la agencia de salud sexual y reproductiva de las Naciones Unidas, UNFPA, exploraron diferentes tipos de violencia y explicaron cómo acceder a las redes locales de apoyo social y los mecanismos de protección legal disponibles.

Estos incluyen la Ley Maria da Penha, que cambió el código penal de Brasil en 2006 para permitir no solo arrestar a los agresores por un acto de violencia contra una mujer o niña, sino también detenerlos, si el riesgo de que lo cometan. un acto se consideraba una amenaza para la vida de una persona.

Dibujos de niños de mujeres indígenas brasileñas que participan en talleres de UNFPA.

UNFPA Brasil/Isabela Martel

Dibujos de niños de mujeres indígenas brasileñas que participan en talleres de UNFPA.

Un espacio seguro para las mujeres

La Sra. Ribeiro describió cómo, desde el segundo día del taller, las mujeres estaban ansiosas por compartir sus experiencias entre ellas y con el equipo del UNFPA. “Después de la primera conferencia, muchas mujeres se sintieron más fuertes. Al día siguiente, la gente dijo ‘basta’ a la violencia. Estos hombres ya no harán lo que quieran con ellas, porque ahora las mujeres están más empoderadas.”

Los talleres tienen como objetivo capacitar a mujeres de comunidades indígenas para ayudar a difundir información vital entre sus amigos, familiares y compañeros.

Los niños también se unieron a las actividades recreativas para que sus madres pudieran asistir. “La iniciativa fue muy importante para nosotros para ser cada vez más fuertes y tener este apoyo a través del diálogo y la experiencia”, dice la Sra. Ribeiro.

«Los talleres crearon un espacio seguro para que las mujeres reflexionen juntas sobre las diferentes formas de violencia que afectan su vida cotidiana y sobre las estrategias de afrontamiento», dice Débora Rodrigues, jefa de la oficina del UNFPA en Manaus, «que incluyen ampliar la oferta y el acceso a servicios que garanticen protección y derechos para toda la comunidad del Parque das Tribos».

Con el apoyo financiero de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, el UNFPA está implementando proyectos en los estados de Amazonas y Roraima, en el norte de Brasil, para fortalecer las capacidades locales en la prevención y el enfrentamiento de la violencia de género.

En 2022, más de 36 000 mujeres y niñas se beneficiaron de la iniciativa, con un mayor acceso a servicios como refugios y espacios seguros para sobrevivientes, así como talleres en los que también participaron hombres y niños.

La Sra. Ribeiro dice que los participantes en el taller del Parque das Tribos se sintieron fortalecidos colectivamente y afirmaron: “Nosotros, como pueblos indígenas, no tenemos miedo”.



Europa Hoy Noticias

Artículos relacionados

Síguenos!

3,691SeguidoresSeguir
0SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad -spot_img

Últimas noticias

- Publicidad -spot_img