Pablo Iglesias: el penúltimo dictador

11990492_10200786478740767_9124224050253115343_nby Gabriel Carrión, escritor. 

A lo largo de los años siempre argumenté que los partidos políticos y las sectas se parecen como una gota de agua a otra. Si Marx dijo: “la religión es el opio del pueblo”, cabría añadir que los partidos políticos también los son, sobre todo si el poder absoluto radica en un solo hombre. La destitución de Sergio Pascual, hombre de confianza en Madrid de Iñigo Errejón, responsable del área de los procesos internos territoriales, demuestra a las claras que al líder de PODEMOS, Pablo Iglesias no le tiembla el pulso cuando se trata de afianzarse en el poder y de demostrar que dicha plataforma es suya.

Loco por darles mas poder a Irene Montero y a su amigo, desde los noventa en las juventudes comunistas, Rafaél Mayoral, secretario de relación con la sociedad civil, no ha dudado en demostrar a Errejón y los moderados del partido, que la herencia mamada a golpe de mentiras, sobre las excelencias del Marxismo Leninismo, que tantos dividendos les está dando, está dispuesta a llevarla hasta sus últimas consecuencias.

Afirmar que a a Pablo Iglesias sólo le interesa el poder, es afirmar poco, le interesa no sólo el poder, sino el control absoluto del mismo, recordemos la propuesta realizada a Sánchez (PSOE) después de su visita a Felipe VI, un monarca pésimo, e incapaz de gestionar el país que tiene entre manos, donde le propuso un gobierno donde él (Iglesias) controlaría al ejercito, el ministerio del interior, etc.

A los dictadores con adlateres históricos como Pablo le estorba la democracia y como en las sectas, la mentira o la subversión de las palabras y de los contenidos de sus declaraciones es una constante para conseguir más minutos de glomour mediático a costa de periodistas necios que aspiran a tocar poder con el líder M-L.

999025003-00023No habrá pacto con PODEMOS, ni tan siquiera, si no se cumplen sus condiciones, clamorosamente la claudicación del PSOE a sus pies, por mucho que se empeñe Sánchez (PSOE) o su equipo en lo contrario, la bestia no va a querer nada mas que el poder. Y sabe que poniendo a Garzón de número dos en las próximas listas, ese millón de votos que obtuvo EU, puede pasar de dos a 10 diputados. En definitiva a Pablo Iglesias le sale el odio y la ira del revanchismo político de la posguerra, cuando ni su padre fue represaliado por andar dando octavillas por las calles del FRAP, que ese fue todo el bagaje histórico de luchador que tuvo, sin desmerecer al abuelo socialista que estuvo preso, aunque como el suyo hubo otros, como el mío que también recibió un tiro en aquella lucha, pero eso ya es otra historia.

En cuanto a la vergonzosa carta “defender la belleza” que Pablo Iglesias escribió a los militantes de podemos, citando a Marx, y poetizando ” … nuestros adversarios no soportan  nuestras sonrisas, nuestros besos … no soportan verme fundido en un abrazo con Juan Carlos Monedero…”, 7 horas antes de cortar la cabeza a Sergio Pascual, demuestra a las claras que una vez más el comunismo radical se vuelve a cargar la internacional histórica que algunos militantes de izquierdas querían revivir, sin recordar que ideología (comunista) se cargo la última alianza. Días confusos para la historia.

Para cuestiones relacionadas con el artículo: gcarriónlopez@gmail.com

 

Un pensamiento en “Pablo Iglesias: el penúltimo dictador

  1. Tuve un tío abuelo preso por ser comunista de los de antaño. Se llamaba Pablo también. Yo no comulgo con ninguna ideología, ni derechas ni izquierdas. Pero sé distinguir entre las buenas personas y las malas y mi tío era buena persona con valores, honestidad, dignidad. Hoy los políticos del PP y PSOE han cometido robos, estafas etc pero si me obligarán a elegir entre demócratas que se les ha ido la mano y radicales violentos como algunos dirigentes de Podemos y algunos de sus votantes no me cabría duda. Gran artículo Gabriel. Enhorabuena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image
Refrescar

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>