LA BRUJA Y EL PECECITO, o ¿por qué nos da miedo la prisión permanente revisable?

10416611_4937424329885_6935166512616203533_n[1]Gabriel Carrión, escritor y periodista.

Hoy hace una tarde gélida. Sin duda, el frío aire de muertos nos sobrecoge. En 1987, hace treinta y un años, me sentaba junto a una chimenea apagada, en dos sillones baratos y realicé, junto a un cámara, una de las entrevistas más difíciles de mi vida. Junto a mi se sentó uno de esos personajes que afirmaba ser sacerdote satánico. Estaba en plena investigación para un libro que se publicó en los noventa y cuya autoría compartí con un periodista gallego: El Diablo, el Síndrome del Maligno. Un libro de culto que todavía treinta años después me hace sentir orgulloso de un trabajo que dio tanto que hablar.

Aquel sujeto me narró frente a la cámara, sin esconderse, la grabación existe y algún día acabará colgada en las redes sociales, que cuando fue iniciado en la República Dominicana, en la frontera con Haití en los menesteres de adorar al demonio, se sacrificó un niño. Escuchar estas palabras y saber que lo que decía era tan real como posible me sobrecogió. Tuve, además, unos años después de aquella entrevista la oportunidad de conocer y confraternidad con un alto cargo del ejército dominicano, lo cual me dio oportunidad de visitar aquel país y realizar algunas grabaciones,  ampliamente difundidas a lo largo de los años, relacionadas con prácticas tan oscuras como peligrosas. Aquel personaje murió pocos meses después de concederme aquella entrevista en un extraño accidente y hoy descansa, no se si en paz, en el cementerio de Valencia.

Es por ello que cuando, horrorizado, he seguido día tras días cuanto sucedía entorno a la búsqueda del pequeño Gabriel, pensaba que sólo sujetos difíciles de catalogar podrían atreverse a segar la vida de una criatura semejante.

Cuando el desenlace cubrió de nubarrones el cielo almeriense, y el cuerpo del niño apareció en el maletero del coche de la BRUJA, envuelto en mantas, pensé enseguida que iba a declararse enajenada. Pero asumiendo la culpa y aferrada como sólo los sociópatas saben hacerlo, acabó por echar mierda sobre el cadáver del niño. Miles de artículos y cientos de videos pueblan las redes, los periódicos y las webs de medio mundo, por eso no entraré en este artículo de opinión en la historia. No estuve y por lo tanto las narraciones de los medios son y han sido la guía que me ha facilitado todos los datos que deseaba sobre la BRUJA.

Pero lo más desgarrador ha sucedido hoy en el Congreso de los Diputados, donde, con un afán recaudatorio en votos, partidos políticos como PODEMOS versus IU y sus mareas, e incluso el PSOE, han seguido adelante para que una BRUJA como la asesina del pequeño Gabriel pueda estar en la calle en unos cuantos años, preparada para someter a otras personas a sus caprichos, dispuesta, con toda probabilidad a sacrificar a quien haga falta en su único beneficio. ¿Como es posible que gente, a quien la inteligencia, yo se la suponía, han podido pasar por encima del dolor de cuantos padres se encontraban en la tribuna de invitados y permitir que monstruos como ésta mujer puedan salir a la calle en un tiempo prudente?. Espero que las urnas acaben con la injustificable actitud de quienes juegan con el dolor y la miseria para conseguir un puñado de votos. Hoy con el inicio de la derogación de la cadena perpetua revisable, PSOE, PODEMOS y otros partidos políticos se han cubierto éticamente de mierda. Entiendo que los independentistas, que hoy juegan en otra liga voten en la dirección que más les conviene a ellos, y también entiendo la presentación de la propuesta por parte del PNV, un partido demócrata cristiano, que necesita rentabilizar la mayor cantidad de votos en el País Vasco frente al radicalismo, siempre podrá afirmar que fue dicha propuesta la que determinaría la salida de la cárcel de determinados sujetos vinculados a ETA para que sus familias no sufran más, no cabe otra interpretación.

La tesis argumental de los socialistas ha sido que dicha cadena perpetua revisable no ha frenado el asesinato del niño, majadería más grande no se puede decir en público. He tenido oportunidad de hablar con muchos de sus votantes y Ciudadanos a poco que se esfuerzo acabaré por cercenar los pies de Pedro Sánchez, un infausto líder que acabará cargándose el socialismo español, al igual que otros lo han echo ya en Francia o en Alemania. A voces llenas sesudos prevósteres socialistas han hablado del sistema penitenciario como una catequesis de reinserción, sin darse cuenta de que existen sujetos que no se van a reinsertar nunca, sencillamente porque son malos. La maldad tiene cuerpo y forma parte de la raíz más profunda de muchas personas, más de la que nos imaginamos. La BRUJA saldrá en pocos años si dicha prisión permanente revisable se anula. Y a partir de ese momento a los sesudos portavoces de los partidos políticos de izquierdas que hoy se han cubierto de mierda, cuando ocurran nuevos casos, espero que les digan a sus nietos, que ellos estuvieron allí, para que asesinos como esta BRUJA, volvieran a joderle la vida a alguien.

Por último comentar que se acusó al PP de realizar este debate de forma oportunista como si sucesos como éste, fuesen ocasionales en nuestro país. Desafortunadamente desaparecen niños con excesiva frecuencia y en ocasiones acaba en tragedia. Tres mujeres en Asturias desaparecidas, una de ellas asesinada. El actor principal, el asesino de Diana Quer, jactándose en una carta a los padres de que en siete años estará fuera, los mismos que podría estar la BRUJA en prisión. Las bases de PODEMOS incluso han decidido que no se consulte a la ciudadanía, no nos consideran maduros como para votar sobre un tema tan delicado. Vergonzoso.

Pero lo más triste es que como socialdemócrata, en días como hoy me cuesta mucho definirme como tal. Somos un pueblo grande, lo hemos demostrado colaborando en la búsqueda de Gabriel, de personas grandes, como los padres del niño y quienes les han arropado, sobre todo los que habiendo vivido un dolor tan profundo, han decidido volver a sentir el dolor con tal de arropar a una pareja de padres fenomenales.

Hoy la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, socialista, afirmó que sentía vergüenza por como actuó su partido.

Me quedó con eso y con la luz que se avecina al final del camino. El PSOE no se merece los líderes que tiene, en cuanto al resto, ni sienten ni padecen. Me niego a poner el nombre de la BRUJA y siento el dolor de cuantos familiares de Gabriel estarán llorando desconsolados la pérdida de un niño tan especial. Ahora toca llorar.

Para dialogar sobre el tema noticiasypalabras@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image
Refrescar

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>