Chavelita Pantoja, la ley de violencia de género y Sálvame, creo que naranja

10416611_4937424329885_6935166512616203533_n[1]El café de media tarde me ha sabido a largo americano. Una vez más he tenido la oportunidad de sentarme frente al televisor a horas ajenas al pensamiento racional, para darme un pequeño atracón de golosinas marcadas por la sinrazón y el griterío.

La noticia, al parecer, la intervención el sábado pasado en Sálvame Deluxe,  de uno de los iluminados que han tenido la oportunidad de contraer nupcias o vómitos con la hija putativa de Isabel Pantoja, la tonadillera del pueblo: Chabelita para los amigos del “cuore”. No vi la entrevista, rememoraba Blude Runner, preparándome para la secuela que se anuncia en el cine.

El susodicho iluminado tiene por nombre Alejandro Albalá. Como es natural en el viejo periodismo, no me he conformado con la sola visual de la algarada “salveña”, sino que he ido hasta lecturas diversas tales como Lecturas, ABC, Vanitatis, Estrella Digital, Libertad Digital, etc., y me he puesto al día. Les recomiendo que vayan a estos medios, ya lo cuentan y a mi la noticia como tal me da igual, que zorreen los zorros, es algo que lleva pasando desde hace mucho tiempo. Reyes con glamour oliendo a cloacas, tonadilleras carcelarias, Patronos y políticos chorizos, cuentacuentos al servicio de prebendas, juglares de los absurdo y mofetas, todo ello ya es viejo; pero lo nuevo son los hijos de…, esos que no mejoran ni mejoraran a generaciones pasadas, sin arte ni beneficio sólo les queda el glamour de la porquería, la fama de los inodoros, las palabras con sabor a vómitos y la defensa o el ataque de quienes buscan noticias con sabor a dinero o saldan deudas pasadas.

Pero en este caso, Paz Padilla estaba indignada y al parecer la Mila también. Acertadamente las dos hablaban de la utilización de la ley sobre  Violencia de Género que al parecer habría esgrimido como sable acosador la putativa Chavelita contra el tal Alvalá. Algo que al parecer resulta relativamente más común de lo que pensamos, entre algunas mujeres. Vergonzoso y deplorable que debería estar castigado de oficio.

Imagino que la tal Chavelita pasará a la historia del papel couché como se merece, y que los eufemismos pasaran a la historia. Pero me gustaría que en alguna ocasión, en un programa como el Sálvame Deluxe tuvieran la oportunidad de charlar con 558735_394842483915723_505427300_n[2]Julia Romero, autora del libro “ZORRA, 18 testimonios sobre violencia de género”, precisamente sobre el tema de la utilización de la ley para extorsionar a otros. Así como la desafortunada utilización de la misma por parte de famosas para hacer daño a sus exparejas.

La Mila tiene el libro, se lo regalé yo una vez que estuve en dicho programa hablando de otros temas, eran otros tiempos.

Me acabé el café y me subí para contar brevemente esta peculiar historia. Ahora a por cuestiones diferentes, seguro que la hija putativa de la Pantoja ya estará, como ella, al parecer va contando, buscando el repuesto del Albalá. Pero ¡¡¡¡ojo!!!!, independientemente de que existan capullos que jueguen a dejarse atrapar por historias de cierta rentabilidad, la ley sobre violencia de género es desafortunadamente utilizada día a día por mujeres sin escrúpulos para extorsionar a muchos hombres. Ah¡¡¡ si uno que yo se hablase.

Gabriel Carrión, escritor – noticiasypalabras@gmail.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Blue Captcha Image
Refrescar

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>