Como combatir el coronavirus: COVID-19

Jesús Sántos Hernández

By Jesús Santos Hernández, Director de Seguridad y experto en riesgos laborales en empresa de investigación en el ámbito de la microbiología, farmacia y sector alimentario.

Le pedimos a Jesús Santos Hernández que nos contestara a una serie de preguntas que la población se está haciendo y que al recibir información de muchos frentes, no parece que esté quedando del todo claro.

Quitar la mascarilla no desechable con guantes, nunca tocar la parte central.

1º) ¿Puedo contagiarme del COVID 19 por el aire?
  El COIVD 19  en condiciones normales no se puede propagar a más de dos metros de distancia en «espacios abiertos» pero si puede propagarse si hay muchas personas juntas gritando o cantando al mismo tiempo porque puede ser propulsado por el aire acondicionado de los recintos cerrados, se reseca y pierde peso y se convierte en volátil. De ahí que es muy importante mantener muy bien la distancia en los centros comerciales, supermercados etc cuando vayamos a realizar nuestras compras. 

En multitud de países la utilización de la mascara para la población que no haya pasado la enfermedad en obligatoria, sobre todo para no contagiar a otros, si eres portador asintomático.

2º) ¿Puedo protegerme con mascarillas?
ROTUNDAMENTE SÍ. Para no entrar en tecnicismos sobre los distintos tipos de mascarillas, conviene recordar que su uso es OBLIGATORIO para todo el mundo en China, Japón, Corea del Sur, Emiratos, Austria, Bulgaria, Suiza y muchos países más. La OMS lo único que trató fue de priorizar su uso para el personal médico porque se produciría desabastecimiento para los hospitales como así ha sido. El problema del COVID19 es que cualquiera puede ser portador y no saberlo, así pues, por el mero hecho de llevar tu mascarilla no solo te estás protegiendo tú, sino lo que es más importante, estás protegiendo a los demás. Seguro que la cajera de tu supermercado, o tu farmacéutico te van a agradecer mucho que te aproximes a ellos llevando una mascarilla y guantes. Ellos están permanentemente expuestos.

3º) ¿Hay alguna alternativa a las mascarillas hospitalarias?
ABSOLUTAMENTE SÍ, el propio Gobierno de Japón está distribuyendo cien millones de mascarillas lavables a todas las familias. Cualquiera puede hacerse una de estas mascarillas.

Es importante saber que una mascarilla se puede hacer en casa sin problemas. En la foto una mascarilla normal con una gasa con esparadrapo. Existen mil formas, elige la que mejor se adapte a ti.

4º) ¿Cómo las puedo confeccionar y de que materiales?
Si tienes una máquina de coser en casa, ya tienes tus mascarillas. En internet tienes tutoriales con patrones sobre cómo confeccionarlas. Mi recomendación es que uséis telas hidrófugas, esas que te hacen el efecto mercurio cuando le caen gotas de agua. La tela debe ser de 200 gr cm y de algodón preferiblemente. Si no dispones de tela hidrófuga puedes aplicarle un spray impermeabilizante. Las tienes que confeccionar con doble capa de tela. Otra opción muy sencilla y eficaz es poner papel de horno entre las dos piezas de tela, si no dispones de tela hidrófuga. El papel de horno se trata con ácido sulfúrico lo que lo hace impermeable. Puedes retirar el papel y poner otro cada vez que quieras. 

Una mascarilla casera realizada con materiales sencillos. Lo importante es seguir las reglas e impermeabilizarla bien.

5º) ¿Cómo puedo reutilizar mi máscara?
Tienes varias opciones para desinfectarlas. Las puedes poner en el microondas durante cuatro o cinco minutos. También las puedes meter en el horno de casa si es de aire y las cuelgas de la rejilla de la bandeja y pones el horno a 70 u 80 grados y las dejas media hora. Cuidado de no tocar las resistencia con la máscara. Por último puedes lavarlas con agua y jabón si la tela no es hidrófuga y luego le pones un papel de horno de nuevo.
Por último recuerda que la máscara la tienes que retirar por los elásticos y jamás tocar el frontal, y utilizar siempre guantes. Si llevas los guantes puestos puedes manejarla como quieras siempre que tomes la precaución de quitártelos de forma inmediata las manos y depositarlos en la basura. Una vez que te quites la mascarilla, métela en el horno sujetándola por las gomas y la desinfectas o la sumerges en agua con jabón. 

Así nos veremos muchas personas en los próximos meses, y de cada uno de nosotros va a depender que todo funcione de manera correcta. Mientras no exista una vacuna deberemos aprender a convivir con lo que nos toca. Y si ellos pueden, lo de la foto, nosotros también.


Por último, no caer en pánico, habituarse a llevar una mascarilla es como la primera vez que te pones gafas. Te sentirás extraño al principio pero luego te acostumbras enseguida. Somos muchos los que por nuestra profesión las usamos habitualmente, y no solo en hospitales. Tampoco hay que olvidar que por el hecho de llevar tu mascarilla puedes bajar la guardia con las otras medidas. Es la combinación de todas ellas las que te mantendrán seguro a los tuyos y a tí. 

Tropezarme con él me deja sin palabras.

Espero que esto les sirva de ayuda a tus lectores. Por cierto Un ultimo detalle que puede ser de ayuda. Quienes usamos gafas tenemos una protección adicional, pero seguro que casi todos tenéis gafas de sol en casa. La combinación de las mascara y las gafas te dan una protección bastante eficiente. 

Para preguntar sobre el tema: noticiasypalabras@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *